¡ENHORABUENA!

 

 Empiezas una nueva etapa, una maravillosa aventura y un mundo nuevo por descubrir.

 

Desde el instante en el que tu hijo se agarre a tu dedo por primera vez se creará una conexión que durará toda la vida.

 

HAZ QUE ESTE MOMENTO DURE PARA SIEMPRE

 

 

El tiempo vuela en los momentos más increíbles de nuestra vida.

 

¿LO HAS SENTIDO ALGUNA VEZ?

 

Imaginas su cara y su risa incluso antes de poder mantenerle entre tus brazos. Decoras su habitación, colocas su ropa en los cajones e intentas imaginar cómo será.

 

Esperas ese momento desde hace meses, incluso años, y cuando llega... en un abrir y cerrar de ojos se nos escapa entre los dedos.

 

Antes de darnos cuenta todo ha pasado. Guardamos algunos recuerdos en una caja e intentamos mantener en nuestra memoria, cada instante, cada mirada, cada sonrisa. Y piensas ...

 

¿Y si pudiera detener el tiempo?

 

 

La fotografía tiene el poder de hacernos viajar en el tiempo.

 

Congela ese instante para poder volver a revivirlo siempre que quieras. Recuerda para siempre los primeros días de vida de tu hijo.

 

 

La sonrisa de tu bebé tiene el poder de congelar el tiempo y cada fotografía transporta nuestros sentidos al pasado: su olor, el tacto de su piel, el sonido de su voz...

 

¿Quieres detener el tiempo?

 

Convierte lo efímero en eterno,

 

imágenes que ganan valor con el paso del tiempo.